FANDOM


Aprender a investigar se sitúa en una dimensión humana que solo se desarrollan en la acción. En otras palabras, se aprende a investigar investigando y de la mano de quien tiene más experiencia en la materia. Esta es sin duda la esencia de la investigación formativa; trazar rutas para la generación de nuevo conocimiento y al mismo tiempo para la formación de nuevos investigadores.

Ahora bien, la práctica de la investigación formativa aborda múltiples acciones de diversa naturaleza que en su conjunto constituyen la labor de un investigador y que habrán de ser abordadas directamente por quien se encuentra en proceso de formación. Estas acciones comprenden el diseño del proyecto de investigación, el rastreo bibliográfico, la escritura de los diferentes componentes del proyecto (pregunta de investigación, objetivos, marco teórico, antecedentes, etc.), la participación en la aplicación de instrumentos, el análisis e interpretación de la información recolectada y la escritura de los resultados de la investigación.

De acuerdo a lo anterior, la evaluación formativa abierta considera que las acciones que le constituyen se habrán de realizar de manera colaborativa como un ejercicio de interacción entre pares. Esto implica que el investigador que enseña y el que aprende deberán estar dispuestos a compartir su trabajo (el proceso de investigar y aprender en el intento) con otros investigadores para que estos puedan aportar de acuerdo a sus conocimientos y experiencia, lo cual finalmente constituiría la conformación de una comunidad de práctica investigativa y formativa.