FANDOM


Nota: este es el documento base de la investigación, a partir del cual se ha venido desarrollando y que tendrá necesariamente que evolucionar a medida que pase el tiempo y la misma investigación vaya madurando. Como este documento es un punto de partida desde el cual cada investigador en formación avanzará en la construcción de su propio proyecto, algunos capítulos han sido intencionalmente desarrollados de una manera incipiente, especialmente el estado del arte y el marco teórico. Ambos necesariamente tendrán que profundizarse de acuerdo a la dirección que tome cada proyecto vinculado al proyecto profesoral.


Titulo de la Investigación:

Develando las Prácticas Educativas Abiertas: Hacia la construcción de lineamientos para la innovación educativa mediante el uso de las TIC.

Por:

Ed.D. Andrés Chiappe Laverde – Investigador Principal

Mgr. José Andrés Martínez

Grupo de Investigación:

Tecnologías para la Academia - Proventus



Resumen.

El propósito del proyecto se enfoca en generar conocimiento, experiencia y experticia institucional y personal en la comunidad docente e investigadora en Educación Superior, para apoyar prácticas educativas innovadoras, que se enmarquen dentro de los principios del Movimiento Educativo Abierto, dentro del contexto de la incorporaciSs e﷽﷽﷽﷽﷽﷽esración, formación deón de las TIC en educación. Lo anterior implica no solo un aprovechamiento de las inversiones e infraestructura de comunicaciones implementada en varios de los países de Latinoamérica sino una invitación a la comunidad académica en Educación Superior hacia volcar su atención y generar acciones concretas y pertinentes con relación a la reducción de la brecha educativa, la ampliación del acceso y uso de recursos educativos abiertos y el fortalecimiento de la democratización de la educación en la llamada sociedad del conocimiento. En síntesis, se busca que con la exploración e implementación de prácticas educativas abiertas, el sistema educativo en su conjunto se movilice hacia prácticas innovadoras que le sitúen adecuadamente ante las condiciones actuales de competitividad y flexibilidad que requiere el contexto actual globalizado.

Las distintas acciones de exploración y conceptualización que se plantean dentro del proyecto, finalmente deberán conducir a la formulación de lineamientos y orientaciones institucionales para el ejercicio de la educación abierta en el ámbito de la educación, en diversos contextos y niveles.

La propuesta metodológica planteada, siendo prevalentemente cualitativa hace uso de técnicas y abordajes de naturaleza mixta, a manera de estudio de casos múltiples, la cual se ejecutará en un periodo de tiempo de 24 meses y recogerá las prácticas educativas y experiencias de profesores de diversos contextos y niveles educativos.

Los resultados esperados son:

(a) Conocimiento acerca de las prácticas educativas abiertas en educación superior.

(b) Experiencias educativas en cuanto en el uso de Recursos Educativos Abiertos (REA), el Movimiento Educativo Abierto y las prácticas educativas abiertas derivadas de sus principios fundacionales.

(c) Textos de naturaleza científica y académica con relación a los lineamientos y orientaciones para el ejercicio de las practicas educativas abiertas en el Sistema de Educación Superior y sus alcances y limitaciones en cuanto instrumento para la innovación educativa.

Los beneficios e impactos se dan en el campo de la enseñanza, el diseño curricular, la evaluación y la gestión educativa en su conjunto además de la investigación educativa, área que representa una necesidad latente para trabajar hacia la innovación, formación, la aplicación y transferencia del conocimiento. El proyecto aporta también en el objetivo de conformar redes de intercambio de conocimiento entre académicos utilizando redes avanzadas, internet y recursos tecnológicos, como medio de comunicación y servicios, a través de un trabajo interinstitucional en contextos latinoamericanos.

Planteamiento del Problema y Justificación.

Una de las tendencias sobre las cuales se está desarrollando la incorporación de las TIC en educación a nivel internacional se enfoca en la generación de espacios formativos abiertos, que sobrepasen no solo la concepción de la “educación abierta” formulada en la década de los 80, sino que recojan nuevas conceptualizaciones al respecto, tales como la producción, uso y reutilización de recursos educativos abiertos (D’Antoni, 2009) y que se centren sobre todo en el ejercicio de “prácticas educativas abiertas” por parte de diseñadores instruccionales, profesores y estudiantes.

Las prácticas educativas abiertas son hoy un concepto emergente en la educación mediada por las TIC (Ferran et al., 2007), lo cual configura no solo una oportunidad para su exploración sino un ejercicio imperativo para quienes procuran comprender más en profundidad las posibilidades y limitaciones del sistema educativo actual de cara a un contexto educativo que se transforma a velocidades y en direcciones que dicho sistema no alcanza todavía a asimilar.

Aprendices que interactúan con pares a través de todo el planeta impulsados por sus intereses y necesidades y no por imposiciones o predeterminaciones curriculares de carácter institucional, que comparten, producen y aprenden en colaboración global, han empezado a configurar experiencias de aprendizaje que distan bastante de las que ofrecen las instituciones de educación superior. Lo anterior evidencia la urgencia por avanzar en la comprensión de las prácticas educativas abiertas, con el propósito de orientar su desarrollo en las instituciones educativas que lo consideren pertinente.

Por otra parte y de manera complementaria, es imperativo el aprovechamiento de las inversiones e infraestructura de comunicaciones (Brunner, 2010) implementadas en nuestros países latinoamericanos en beneficio de la ampliación de la cobertura educativa, el fortalecimiento de su calidad y la exploración de nuevos espacios innovadores que coloquen a la educación como un verdadero factor de desarrollo, de interacción y de construcción de democracia en Latinoamérica. En ese sentido, las redes de alta velocidad tienen un papel de alta relevancia en el cumplimiento de lo anteriormente formulado (Ramírez et al., 2004).

Ahora bien, no solamente se entiende relevante la generación de conocimiento sobre todo lo anteriormente expuesto y la formulación de experiencias de formación e implementación al respecto. Es preciso trazar lineamientos a manera de referentes, que acompañen y permitan a profesores e instituciones educativas trazar sus propios caminos de exploración y construcción de experiencias que los lleven al logro de sus propósitos u objetivos institucionales, en el marco de un sistema educativo que cada día propende más por el fortalecimiento de la calidad y cobertura de sus servicios, teniendo como uno de sus ejes fundamentales a la incorporación de las TIC.

Pregunta de Investigación.

Ahora bien, la problemática anteriormente mencionada se abre curso en este proyecto de investigación, a través de una pregunta orientadora, planteada en los siguientes términos:

¿Cuáles son los alcances y limitaciones de las Prácticas Educativas Abiertas como factor de innovación educativa en diversos contextos?

Objetivos.

General:

Explorar y documentar los alcances y limitaciones de las prácticas educativas abiertas en distintos contextos educativos, como factor de innovación educativa.

Específicos:

- Identificar las implicaciones teórico prácticas de las diversas conceptualizaciones acerca de las Prácticas Educativas Abiertas (PEA).

- Aplicar los postulados teóricos de dichas conceptualizaciones en experiencias educativas abiertas, en diversos contextos.

- Caracterizar el efecto de “lo abierto” en dichas experiencias sobre sus resultados.

- Con base en lo anterior, plantear recomendaciones para el desarrollo de diversas prácticas educativas abiertas de manera que éstas puedan propiciar innovación educativa.

Se espera que cada estudiante vinculado a la investigación profundice en alguna de diversas prácticas educativas abiertas y la aplique en su contexto. De esa manera se generarán varias experiencias contextualizadas desde las cuales se podrán validar y realimentar las diferentes propuestas conceptuales que igualmente se han formulado sobre las PEA, desde este proyecto de investigación. Por ejemplo, algunos estudiantes podrán investigar sobre la enseñanza abierta, otros sobre evaluación abierta, otros sobre el uso de los recursos educativos abiertos, sobre estrategias de interacción abiertas, etc. Cada una de estas experiencias concretas aportará información valiosa para validar la solidéz y estructura de los diferentes constructos teóricos propustos para cada práctica educativa abierta.

Antecedentes

Las instituciones educativas se encuentran inmersas en una desafiante transición hacia una Sociedad basada en el conocimiento, donde la realidad que impera es que la información fluye libremente en distintos formatos y medios de comunicación de forma masiva y exponencial. Esto presenta una problemática que deberá enfrentarse y superarse, la cual se enfoca hacia identificar y aprovechar esos flujos de información en beneficio de los procesos educativos.

Al avanzar hacia la sociedad el conocimiento, se evidencia una fundamental vinculación estratégica con el ámbito educativo que se sustenta en factores críticos que combinados contribuyen al desarrollo económico y social, como lo son la producción de nuevos conocimientos, su transmisión a través de programas de formación y redes de alta velocidad, su divulgación, así como su potencial empleo por medio de nuevos procedimientos industriales y de servicios (Buendía y Martínez, 2007).

Los retos en esta sociedad basada en conocimiento y su relación con el uso de las TIC evidencian que en las instituciones educativas se requiere potenciar sistemas educativos innovadores que impacten en lo fundamental de nuestras sociedades. Un primer requerimiento se identifica en la necesidad de cubrir los requisitos básicos estructurales llamados de infraestructura y acceso a internet para lograr un mejor aprovechamiento de las tecnologías de información y comunicación (TIC). Múltiples redes de alta velocidad se han puesto en funcionamiento a lo largo y ancho del continente americano. La naciente ASDIB en Bolivia, INNOVA|RED en Argentina, como una evolución de los que hasta el 2006 fue RETINA, la RNP en Brasil, RENATA en Colombia, CONARE en Costa Rica, REUNA en Chile, CEDIA en Ecuador, RAICES en El Salvador, RAGIE en Guatemala, CUDI en México, REDCYT en Panamá, ARANDÚ en Paraguay, RAAP en Peru, RAU en Uruguay y REACCIUN en Venezuela, conforman articuladamente a la RedCLARA el conjunto de redes que constituyen un entramado de interconexiones a manera de un complejo escenario digital para la interacción de personas e instituciones, desde la Patagonia hasta Alaska.

Desde luego la redes anteriormente mencionadas se suman a las dos de América del Norte (CANARIE e INTERNET2), a las 5 de la región africana, a las 18 de la Cuenta Asia-Pacífico y a las 29 redes de Europa y la cuenca mediterránea para conformar el panorama de interconectividad global[1].

Paralelo a lo anterior se ha venido incluyendo una concientización en el tema legal de protección de activos intelectuales de propiedad intelectual y de derechos de autor. El reto que se presenta no es menor, si consideramos un fenómeno que impacta a nivel global y a todos los niveles de desarrollo de bienestar económico y social, llamado "brecha digital", un término que es empleado para distinguir los segmentos de la población cuyo acceso a la tecnología como la telefonía (fija y/o móvil), los computadores y el Internet son una actividad de rutina e imprescindible para sus vidas, frente a aquellos grupos de población para los cuales su acceso es nulo (OECD, 2001).

En el camino hacia una sociedad basada en el conocimiento es fundamental garantizar que los docentes desarrollen prácticas educativas desarrolladas en el entorno digital que favorezcan una amplia inclusión de la población estudiantil en dichos entornos, ya que las personas que no cuenten con estas oportunidades estarán destinadas a vivir precariamente y por ende las sociedades en las que habitan se verán privadas de sus contribuciones. En este sentido, se considera altamente pertinente el potencial de Internet como medio de comunicación, ya que puede ser empleado como una tecnología transformadora en educación, permitiendo ofrecer al educador nuevas formas de enseñar y reflexionar sobre su propia práctica educativa, así como facultar al estudiante en el uso de dicha tecnología para estimular sus propios procesos de aprendizaje. Se concibe prioritario el uso de Internet para distribuir el conocimiento y facilitar el libre acceso a la información de las personas, las instituciones educativas, las organizaciones y los gobiernos.

Por medio de esta investigación, se busca trascender hacia un nuevo estado de enriquecimiento de la práctica educativa que favorezca por una parte la diseminación de conocimiento abierto y libre (recursos educativos abiertos), pero más sustancialmente la movilización de la producción y las interacciones académicas de las instituciones educativas a través de “prácticas educativas abiertas” por medio de procesos de formación de formadores.

Además, desde el ámbito de la prácticas educativas abiertas como concepto emergente, se busca aportar al ámbito educativo a través de un término que se ha conceptualizado muy precariamente y que aportaría sustancialmente al desarrollo de políticas educativas innovadoras.

Los avances y desarrollos tanto tecnológicos como investigativos en esta materia se refieren más que todo a los recursos educativos abiertos (REA), los cuales fueron enunciados inicialmente por la UNESCO en el año 2002. Estos tienen el propósito de ofrecer de forma abierta recursos educativos provistos por medio de las tecnologías de información y comunicación (TIC), para su consulta, uso y adaptación con fines educativos. Los REA son producidos principalmente por las instituciones educativas con el objetivo de enriquecer la enseñanza, el aprendizaje y la investigación, y residen en el dominio público o han sido liberados bajo un esquema de licenciamiento legal que protege los derechos de autoría, permitiendo su uso libre de forma pública y gratuita (Atkins, Brown, y Hammond, 2007; p.4). Los REA son materiales muy significativos que permiten la diseminación del conocimiento entre las personas alrededor del mundo, facilitando los aprendizajes y permitiendo una enseñanza más equitativa y universal (UNESCO-EFA, 2008).

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Tecnología (UNESCO, 2011) reporta el papel fundamental que juegan las tecnologías de la información en la educación, para proporcionar a los educadores las herramientas necesarias para impactar de manera creativa el proceso enseñanza-aprendizaje, permitiéndoles superar los retos que demanda un ambiente global y disruptivo hacia una sociedad basada en el conocimiento. En este sentido se aprecia la urgencia de formar formadores que repiensen permanentemente sus prácticas educativas de acuerdo a tendencias tan relevantes internacionalmente como la que se esboza en el Movimiento Educativo Abierto.

Autores como Gesser (2008) a través del mapa de ruta OLCOS y Romero y Piedra (2011), proponen una perspectiva inicial sobre las practicas educativas abiertas, como un referente desde el cual se puede iniciar una aproximación exploratoria preliminar que conduzca a la identificación y caracterización de estas practicas en el contexto de la Educación Superior Latinoamericana.

Por otra parte, la sociedad demanda aprendizaje significativo, mismo que resulta de las interacciones de conocimientos previos y los nuevos conocimientos. La sociedad del conocimiento se apoya en información disponible vía TIC como internet en forma de recursos accesibles, disponibles y que puedan ser aceptados por sus demandantes. Es por esto que se creó el proyecto “Knowledge Hub” hoy conocido como TEMOA (Burgos Aguilar, 2010), con el fin de mejorar la práctica docente y enriquecer el proceso enseñanza-aprendizaje facilitando a la comunidad información mediante un catálogo de Recursos Educativos Abiertos (REA) que son accesibles, de uso libre y gratuitos (Temoa, 2010).

Ahora bien, dentro de la incipiente bibliografía y experiencias sobre “Prácticas Educativas Abiertas” se puede resaltar a Ehlers (2011), OPAL. (2011), Blackall, L., AND Hegarty, B. (2011), Olcos, (2012) y Lane (2011), los cuales conforman un marco común desde donde parte la génesis del término “Práctica Educativa Abierta”. En ellos se evidencia su estrecha relación con los Recursos Educativos Abiertos, pero no se profundiza en cuales son dichas prácticas, más allá de la producción de recursos y la incentivación de la participación integrada de estudiantes “no formales” y “formales”.

MARCO TEÓRICO

Gracias a la aparición de internet y al incremento en el uso de la tecnologías de la información, la sociedad está incursionando en aproximaciones globalizadas para el intercambio no solo de productos y servicios, sino de ideas y conocimiento (UNESCO, 2005). Si la sociedad desea integrarse en esta nueva era global, es indispensable que sean capaces de generar, transformar, difundir y usar el conocimiento (Mortera y Escamilla, 2009) y hacer uso de sus recursos y mediaciones tecnológicas.

Dados los avances tecnológicos y considerando la adaptación del ser humano a su entorno, vemos cómo los jóvenes emplean las tecnologías con mayor naturaleza principalmente con fines lúdicos, sin embargo se debería buscar perfeccionar estas habilidades de los alumnos para que visualicen esta tecnología como herramienta fundamental para el acceso y uso de información que será traducida en conocimiento (Marqués, 2010; Valenzuela y Ramírez, 2010). Esto es sustentado con el estudio de Cohen et al. (2004), donde ponen en evidencia el hecho que en cuanto más interactúen los estudiantes, mayor será su retención y aprendizaje significativo.

Emplear tecnologías de la información y comunicaciones (TIC) en procesos formativos, en este caso las redes de alta velocidad, implica ir más allá de contar con maestros competentes en el manejo de esta tecnología, ya que éstos deberán saber también cómo crear ese vínculo entre la tecnología y el proceso de enseñanza y de aprendizaje, a manera de nuevas prácticas educativas, de forma que se guíe al alumno para alcanzar no solo un aprendizaje significativo (UNESCO, 2005) sino la construcción de espacios que le permitan aprender a lo largo de la vida. Desafortunadamente, como comenta Carnoy (2004) en la práctica los profesores carecen de estas habilidades, lo que podría traducirse como un elemento poco motivador para hacer de lo anterior, una realidad.

De acuerdo con la UNESCO (2004), ser competente en el uso de las TIC implica dominio técnico de instrumentos y programas de cómputo; conocimiento de teorías pedagógicas y la integración de tecnología en el proceso de enseñanza y de aprendizaje; así como en el trabajo colaborativo a través de redes, todo esto, respetando la propiedad intelectual de los distintos materiales disponibles en Internet.

Montes y Ochoa (2006) parten del modelo de apropiación y prácticas culturales propuesto por Orozco, Ochoa y Sánchez (2002) para evaluar la apropiación de las TIC en el proceso de enseñanza y de aprendizaje (Celaya, Lozano y Ramirez, 2008) considerando tres categorías: conocimiento del uso de las TIC, su utilización en el proceso formativo y la modificación y adaptación (transformación) de las prácticas educativas.

Típicamente, la capacitación docente en aspectos tecnológicos ha sido enfocada en el uso de computadoras, dejando de lado la aplicación en el aula o bien dejando a la imaginación de los docentes su aplicabilidad o uso pedagogico. Por esto, Mayo, Kajs y Tanguma (2005) investigaron la capacitación tecnológica para preparar los maestros del futuro identificando tres variables: nivel de confort de los maestros con la tecnología, frecuencia de uso de ésta y la efectividad en su uso docente. Estos autores proponen que el nivel de confort de los maestros con la tecnología es uno de los factores que determinan si éstos usan e integran la tecnología al currículo (Guha, 2000); proponen un cambio de paradigma en los maestros donde se ve el uso de la tecnología como mecanismo de soporte para la enseñanza (Beyerbach, Walsh y Vanatta, 2001, p.105); y referente a la eficacia sugieren que se deben desarrollar instrumentos que favorezcan la eficacia tecnológica y su relación con la enseñanza (Delcourt & Kinzee 1993, Moroz & Nash 1997, Murphy, Coover & Owen, 1989) ya que existe una correlación positiva entre la eficacia de uso de la tecnología y la práctica docente (Saklofske, Michayluk y Randhawa 1988).

Ivers (2002) señala que aunque algunos maestros se consideran “usuarios intermedios” de las TIC, no se sienten capaces de aplicar estas tecnologías en su actividad docente, lo cual dificulta la transformación de sus practicas educativas. Para integrar el Internet con el proceso de enseñanza y de aprendizaje, Egnatoff (2003) sugiere que los maestros deberían contar con conocimientos básicos de computación, redes de computadoras, estructura de Internet, así cómo otros maestros han aplicado o aplican estos conceptos. Como se muestra en un estudio desarrollado por Lanahan (2000), si los maestros reciben una capacitación adecuada y si cuentan con soporte, así como con aulas equipadas con computadoras e Internet, emplearán esta tecnología en clase.

Keane (2002) señala que la riqueza de los materiales en línea podría ser usada para generar nuevas ideas de planeación académica y de proyectos e inclusive nuevas propuestas y puestas en escena de las estrategias didácticas generadas por los docentes. En este sentido Wu et al. (2005) descubrieron que los materiales disponibles en internet facilitan a los maestros la preparación de actividades, al mismo tiempo que aumentan la atención de los alumnos y enriquecen los contenidos. Becker y Ravitz (1999) encontraron que esta práctica permite crear redes de maestros que comparten experiencias, así como asignar proyectos más largos y complejos.

METODOLOGÍA PROPUESTA

Como se ha mencionado con anterioridad, La propuesta metodológica planteada, siendo prevalentemente cualitativa hace uso de técnicas y abordajes de naturaleza mixta, a manera de estudio de casos múltiples (Stake, 2007), la cual se ejecutará en un periodo de tiempo de 24 meses y recogerá las prácticas educativas y experiencias de profesores y estudiantes universitarios Colombianos y Mexicanos (las experiencias extranjeras servirán como elemento de validación y contrastación de lo que se considere como propio del sistema educativo Colombiano en relación a un contexto internacional que favorezca la movilidad y flexibilidad académica).

El trayecto metodológico de la investigación se trazó con base en una interpretación de la propuesta de Shaw (1999, p. 65) para los estudios de caso, a partir de la cual se definieron las siguientes fases:

1. Revisión teórica, exploración de literatura.

2. Obtención de datos (aplicación de instrumentos, observación, etc.)

En el marco de la obtención de datos se llevarán a cabo los procesos de exploración de las prácticas educativas en los profesores participantes y la formación de los mismos en el tema de las prácticas educativas abiertas, lo cual corresponde a los tres primeros objetivos de la investigación.

3. Transcripción de los datos.

4. Análisis de los datos (de acuerdo a la literatura o a categorías de análisis definidas por el grupo investigador)

5. Interpretación de la información y formulación de conclusiones.

A partir de esta última fase se formularán los lineamientos que corresponden con el cuarto objetivo de la investigación.

Eisenhardt (1991), resalta la pertinencia del estudio de casos múltiples como estrategia de conceptualización que pueda sobrepasar los alcances de la teoría meramente sustantiva hasta alcanzar niveles de teoría formal.

“Los estudios de casos múltiples refuerzan estas generalizaciones analíticas al diseñar evidencia corroborada a partir de dos o más casos (“replicación literal”) o, alternativamente, para cubrir diferentes condiciones teóricas que dieran lugar, aunque por razones predecibles, a resultados opuestos (“replicación teórica”)”(Martinez, 2006, p. 173).

En ese orden de ideas, se estima conveniente para el caso del estudio de casos múltiples la generación de una muestra de tipo intencional que no corresponde a un propósito de significatividad estadística sino que busque el enriquecimiento de la información proveniente de los participantes de la investigación. Dicha muestra estará compuesta por profesores de diversos contextos entre los cuales se resalta no solo su ubicación geográfica, sino también el tipo de institución educativa en el que labora (publica, privada ) y su ámbito disciplinar ( profesores de diversas áreas del conocimiento).

La aplicación de instrumentos se llevará a cabo de acuerdo a las acciones y objetivos trazados, por ejemplo:

La exploración de las prácticas educativas de los profesores se documentará mediante entrevistas semi-estructuradas y encuestas. El seguimiento al proceso de formación de lis profesores se documentará mediante observación directa del proceso y el análisis de contenido de la producción intelectual alojada en el curso.

Resultados y productos esperados.

Se espera que el proceso investigativo genere nuevo conocimiento acerca de las prácticas educativas abiertas en educación y su papel como factores de innovación educativa.

Además, se diseñarán experiencias de implementación de prácticas educativas abiertas, las cuales podrán ser replicadas y ajustadas de manera abierta para ser aplicadas en diversos contextos educativos.

Se generarán textos de naturaleza científica y académica (artículos de reflexión o revisión y como producto de investigación) con relación a los lineamientos y orientaciones para el ejercicio de las practicas educativas abiertas y a la experiencia investigativa propiamente dicha.

BIBLIOGRAFÍA


  1. Atkins, D., Brown, J. y Hammond, A. (2007). A review of the Open Educational Resources (OER) movement: Achievements, challenges, and new opportunities (A report for The William and Flora Hewlett Foundation). Recuperado de http://www.hewlett.org/programs/education-program/open-educational-resources
  2. Becker, H. J. y Ravitz, J. (1999). The influence of computer and internet use on teachers’ pedagogical practices and perceptions. Journal of Research on Computing in Education, 31 (4), 356-384.
  3. Beyerbach, B., Walsh, C. y Vannatta, R. (2001) From teaching technology to using technology to enhace student learning: Teacher candidates’ changing perceptions of technology infusion. Journal of Technology and Teacher Education, 9 (1), 105-127.
  4. Blackall, L., AND Hegarty, B. (2011). Open Education Practices: A User Guide for Organisations: Open Education Development and Evaluation, Educational Development Centre, Otago Polytechnic; Publisher WikiBooks at http://en.wikibooks.org/wiki/Open_Education_Practices:_A_User_Guide_for_Organisations
  5. Brunner, J. J. (2010). Desafíos de la globalización para la innovación y el conocimiento. Educación Superior y Sociedad, 7(1), 89–96.
  6. Buendía, A. y Martínez, A. (2007). Hacia una nueva sociedad del conocimiento: Retos y desafíos para la educación virtual. En A. Lozano y V. Burgos (Comps.), Tecnología educativa: un modelo de educación a distancia centrado en la persona (pp. 77-106). Distrito Federal, México: Limusa.
  7. Burgos, J. V. (2010). Caso de estudio práctico "TEMOA": Un portal Web de Recursos Educativos Abiertos. Simposio Internacional de Computación en la Educación (SOMECE), Monterrey, México. Recuperado de http://www.somece.org.mx/Simposio2010/ Burgos, J. V. (2008), Knowledge Hub Open Educational Resources (OER) index: Experiences of Tecnológico de Monterrey. OER stories/Knowledge Hub, UNESCO OER Community Open Educational Resources. Recuperado de http://oerwiki.iiep-unesco.org/index.php?title=OER_stories/Knowledge_Hub
  8. Carnoy, M. (2004). Las TIC en la enseñanza: posibilidades y retos. Recuperado de http://www.temoa.info/es/go/24841
  9. Celaya, R., Lozano, F. y Ramírez, M. S. (2010). Apropiación tecnológica en profesores que incorporan recursos educativos abiertos en educación media superior [Versión electrónica]. Revista Mexicana de Investigación Educativa, 15 (45), 487-513. Recuperado de http://www.comie.org.mx/v1/revista/portal.php?idm=es&sec=SC03&&sub=SBB&criterio=ART45007
  10. Cohen, L., Manion, L. y Morrison, K. (2004). A guide to teaching practice (5a. ed.). Londres, Inglaterra: Routledge.
  11. Galán, V. (2008). El Tec diseña un 'Google' académico. CNN Expansión. Recuperado de http://www.cnnexpansion.com/tecnologia/2008/04/16/tec-de-monterrey-elabora-buscador
  12. D’Antoni, S. (2009). Open Educational Resources: reviewing initiatives and issues. Open Learning: The Journal of Open and Distance Learning, 24(1), 3-10.
  13. Delcourt, M. y Kinzie, M. (1993). Compute technologies in teacher education: The measurement of attitudes and self-efficacy. Journal of Research and Development in Education, 27 (1) 35-41.
  14. Egnatoff, W. (2003), Preparing teachers for effective and wise use of the internet in schools. Recuperado de http://educ.queensu.ca/,egnatoff/papers/INET_96.html
  15. Ehlers. (2011). De los recursos educativos abiertos a las prácticas educativas abiertas, eLearning Papers, (23).
  16. Eisenhardt, K.M. (1991). “Better stories and better constructs: the case for rigor and comparative logic”, Academy of Management Review, 16 (3), 620-7.
  17. Ferran, N., Pascual, M., Córcoles, C., & Minguillón, J. (2007). El software social como catalizador de las prácticas y recursos educativos abiertos. IV Simposio Pluridisciplinar sobre Diseño y Evaluación de Recursos Educativos Reutilizables (SPEDECE2007). Bilbao.
  18. Gesser, G. (2007). Prácticas y recursos de educación abierta: la hoja de ruta OLCOS 2012. RUSC: revista de universidad y sociedad del conocimiento, 4(1).
  19. Guha, S. (2000). Are we al technically prepared? Teachers’ perspectives on the causes of confort or discomfort in using computers at elementary grade teaching. Ponencia presentada en la Annual Meeting of the National Association for the Education of Young Children. Atlanta, GA, EE.UU.
  20. Ivers, K. S. (2002). Changing teachers’ perceptions and use of technology in the classroom. Document No. ED 467 095, ERIC Document Reproduction Service, National Center for Education Statistics, Washington, DC, EE.UU.
  21. Keane, J. (2002). Where educators stand in the technology revolution. The Journal, 30 (1), 38.
  22. Lanahan, L. (2002). Beyond school-level Internet access: Support for instructional use of technology (Vol. 128). Document No. ED 469 128, ERIC Document Reproduction Service, National Center for Education Statistics, Washington, DC, EE.UU.
  23. Lane, A. (2011). Developing innovative systems for supportive open teaching practices in higher education, Journal for the Systemic Innovation of Education (JSIE); Volume 1 (2011), Issue 1. Disponible en http://www.essie-society.org/OnlineJournal/JSIEVolume1%282011%29Issue1.pdf
  24. Marqués, P. (2010). Impacto de las TIC en educación: funciones y limitaciones. Recuperado de http://www.temoa.info/es/go/23377
  25. Martínez, P. C. (2006). El método de estudio de caso. Pensamiento y gestión, (20), 165–193.
  26. Mayo, N. B., Kajs, L. T. y Tanguma, J. (2005). Longitudinal study of technology training to prepare future teachers [Versión electrónica]. Educational Research Quarterly, 29 (1), 3-15. Recuperado de http://search.proquest.com/docview/216183354?accountid=11643
  27. Montes, J. A. y Ochoa, S. (2006). Apropiación de las tecnologías de la información y la comunicación en cursos universitarios [Versión electrónica]. Acta Colombiana de Psicología, 9 (2), 87-100. Recuperado de http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/798/79890209.pdf
  28. Moroz, P. y Nash, J. (1997). Assessing and improving the factorial structures of the computer self-efficacy scale. Ponencia presentada en la Annual Meeting of the American Educational Research Association, Chicago, IL, EE.UU. (ERIC Document Reproduction Service No ED 408320).
  29. Mortera, J. y Escamilla, J. (2009). La iniciativa Knowledge Hub: Un aporte del Tecnológico de Monterrey al mundo [Versión electrónica]. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, 12 (2), 83-112. Recuperado de http://www.utpl.edu.ec/ried/images/pdfs/vol12N2/iniciativaknowledge.pdf
  30. Murphy, C., Coover, D. y Owen, S. (1989). Development and validation of the computer self-efficacy scale. Educational and Psychological Measurement, 49, 893-899.
  31. OECD. (2001). Understanding the digital divide. Directorate for Science, Technology and Industry; Organization for Economic Co-Operation and Development (OECD). Recuperado de http://www.oecd.org/dataoecd/38/57/1888451.pdf
  32. Olcos, (2012). Open Educational Practices and Resources. OLCOS Roadmap 2012.
  33. OPAL. (2011). The next wave for OER: future learning with open practices. International Council for Open and Distance Education.
  34. Ramírez, M., Basade, F., & Villaseñor, G. (2004). La construcción de objetos de aprendizaje a través de una red interinstitucional en el ámbito de Internet 2. Memorias del congreso Edutec.
  35. Romero, A., & Piedra, N. (2011). Calidad de Contenidos en OCw. Presented at the III Congreso CREAD ANDES y III Encuentro Virtual Educa Ecuador, Ecuador: Consorcio-Red de Educación a Distancia (CREAD).
  36. Saklofske, D., Michayluk, J. y Randhawa B. (1988). Teachers’ efficacy and teaching behaviors. Psychological Reports, 63, 407-414.
  37. Stake, R. E. (2007). Investigación con estudio de casos (4a. ed.). Madrid, España: Morata.
  38. Shaw, E. (1999). A guide to the Qualitative Research Process: Evidence from a Small Firm Study. Qualitative Market Research: An International Journal, 2 (2): 59-70.
  39. Temoa (2010). Portal de Recursos Educativos Abiertos (REA). Recuperado de http://www.temoa.info
  40. UNESCO. (2005). Hacia las sociedades del conocimiento. Paris, Francia: Ediciones UNESCO.
  41. UNESCO. (2004). Las TIC en la formación docente: Guía para la planificación. Montevideo, Uruguay: Ediciones Trilce.
  42. UNESCO. (2011). Observatory Portal: Monitoring the development of the information society towards knowledge societies. United Nations Educational Scientific and Cultural Organization. Recuperado de http://www.unesco.org/webworld/observatory/
  43. UNESCO-EFA. (2008). Informe de seguimiento (Reporte 2008): Educación para Todos en 2015 ¿Alcanzaremos la meta? Recuperado de http://www.unesco.org/new/en/education/themes/leading-the-international-agenda/efareport/reports/2008-mid-term-review/
  44. Valenzuela, J. R. y Ramírez, M. S. (2010, junio). Trans-formando a los profesores: desarrollo de competencias para una Sociedad Basada en Conocimiento mediante objetos de aprendizaje abiertos. Ponencia presentada en el XI Encuentro Internacional Virtual Educa, Santo, Domingo, República Dominicana.
  45. Wu, M. D., Chen, S. C. y Hsieh, M. C. (2005). A study of elementary school teachers’ searching behavior for instructional resources on the internet. Journal of Educational Media & Library Sciences, 42 (4), 481-498.





[1] Información tomada del site de RedCLARA: http://www.redclara.net/index.php?option=com_content&view=article&id=84&Itemid=557&lang=es